Ya hay 577 millones de hablantes de español en el mundo

A finales de la década de los 70 emitían por la televisión un programa que se llamaba 300 millones, haciendo alusión al número de hablantes de español que, por aquel entonces, había en el mundo, y que se emitía en España, América y Guinea Ecuatorial. En la actualidad, este programa debería llamarse 577, ya que éste es el número de hispanohablantes que hay hoy en día, según datos del Instituto Cervantes. Una cifra que ha aumentado en un 0,89%, lo que equivale a 5 millones, desde el último estudio realizado en el año 2017. Esto quiere decir que, actualmente, el 7,6% de la población de planeta se comunica en este idioma.

Lo más curioso es que es en Estados Unidos, un país que destaca por ser el que cuenta con mñas hablantes de inglés, donde más ha crecido.  Hoy en día, el 17,8% de la población de este país es de procedencia hispana y más del 70% de ellos usan este idioma en su ámbito doméstico para comunicarse, lo que significa que las nuevas generaciones siguen conservando la lengua de sus abuelos. Siendo las zonas en las que más se concentran Arizonas, Texas, California, Florida y Nuevo México. Tanto en así que, aunque hoy el país con más hispanohablantes sea Estados Unidos, en dos o tres décadas se prevé que será Estados Unidos, precisamente un país en el que el español no es lengua oficial.

español

Nativos de español

Los 577 millones de usuarios de español se reparten entre 21 países en los que es lengua oficial y algunos otros, como Estados Unidos, donde no lo es. Y la cifra sigue aumentando. Por eso, no es extraño que loas autoridades del inglés estén preocupados porque su idioma no está creciendo en número de nativos, lo que sí está ocurriendo con el español. Actualmente, la cantidad de personas que hablan el español como lengua nativa solamente es superada por el chino, que en 2017 eran 960 millones. Eso sí, la proyección del chino a nivel mundial es mucho menor. Y hace tiempo que el español ya superó al inglés, que cuenta con 399 millones de nativos según datos de 2018. Y bastante despegado de estas cifras, sigue el francés con unos 78 millones de hablantes nativos.

 

Hablantes de español de competencia limitada

La cuestión es que, además de la gran cantidad de hablantes nativos de español que existen en el mundo, existe un segundo grupo de hablantes que se conocen como “de competencia limitada”. Personas que se manejan en español pero con cierta precariedad. Actualemente son 75 millones de personas en todo el mundo, de los cuales, casi 25 millones viven en países de habla hispana y 50,5 millones que viven fuera de ellos.

En este caso, el español no sale tan victorioso, ya que el inglés es realmente la lengua universal del planeta, con 1.047 millones de personas en todo el mundo. Si tenemos en cuenta el francés, serían 190 millones.

El último grupo está compuesto por estudiantes que están aprendiendo el idioma en este momento. Son 21 millones, de los cuales, dos tercios se localizan en Brasil y Estados Unidos. Pero además, son muchos los estudiantes extranjeros que cada año deciden hacer cursos de español para aprender o mejorar sus habilidades en el idioma, tanto en España como en Sudamérica.

 


 

 

Así pues, el español es el segundo idioma del mundo y su importancia no solamente se ve reflejada en el número de hablantes, sino en el hecho de que cada vez más hablantes de otros idiomas quieran aprenderlo. El mismo British Council recordaba hace unos meses a sus ciudadanos lo importante que será para ellos aprender español de cara al futuro. Y es que, aunque los angloparlantes dominen el mundo de la ciencia y de los negocios, no pueden evitar admitir el gran valor que tiene el uso de la lengua española y la fuerza del español en América.

Pero también tienen un gran interés por aprender español los estadounidenses, porque saben que este idioma puede abrirles muchas puertas, concretamente al gran mercado que es Hispanoamérica. De hecho, son numerosos los estudios que demuestran que los profesionales que dominan el español cuentan con más posibilidades de acceder a mejores sueldos.

Todo apunta a que esta expansión que está viviendo el español fuera del ámbito nativo ha tenido mucho que ver con su homgeneidad y a que es internacional y geográficamente compacto. Por ejemplo, un hablante de Ciudad de México puede entenderse perfectamente con un hablante de Salamanca sin que exista dispersión del idioma. De hecho, porque muchos de los países en los que se usa son fronterizos. Pero además, el español ha resistido muy bien al fenómeno de la globalización gracias a los medios de comunicación transnacionales y a la creación de gramáticas y diccionarios del idioma.

En cualquier caso, no podemos confiarnos, ya que, aunque goza de buena salud, el español no está exento de verse perjudicado por la metamorfosis de Internet, que ha difuminado las fronteras geográficas. Si quiere evitarlo, tiene que adaptarse. Una lengua en expansión pero que debe estimularse frente a la “dura competencia” que supone el posicionamiento de otras grandes lenguas.

Share

Comentarios y pings estn actualmente cerrados.

Comentarios cerrados.