Ventajas de aprender español en España

El interés por aprender español ha aumentado de manera significativa en los últimos años, tanto en otros países de Europa como de todo el mundo como por ejemplo Brasil o China. Hoy el español es la tercera lengua más hablada del mundo solamente superada por el mandarín y el inglés. Y es que más de 500 millones de personas ya hablan español en todo el mundo, de los cuales 350 millones son hablantes nativos. En lo cual ha tenido mucho que ver el aumento de la población hispanohablante en Estados Unidos. En este país el crecimiento en la última década ha sido del 60%. Además, en Europa, la influencia del español también ha aumentado en los últimos años, hasta imponerse como segunda lengua después del inglés en los colegios y definirse como lengua oficial en muchos organismos internacionales, incluida las Naciones Unidas.

Por todo ello, no es de extrañar que sea considerada como una de las lenguas del futuro. De hecho, en la actualidad aprender español abre muchas puertas, tanto a la hora de viajar como de conseguir mejores oportunidades laborales, sobre todo en profesiones relacionadas con la medicina y la enseñanza. Pero además, saber español da acceso a un fondo cultural inmenso, permitiendo disfrutar de la literatura de novelistas tan importantes como Gabriel García Márquez o Isabel Allende. Con la ventaja de que aprender español es relativamente fácil, pues se trata de un idioma totalmente fonético, y de que existen muchas escuelas en las que se puede aprender español en España de manera fácil e intuitiva y combinar el aprendizaje con visitas y actividades culturales, como es el caso de Salminter.

aprender español en españa

¿Por qué aprender español en España?

1. Es rápido y fácil

Cuando se aprende un idioma en el país de origen de la lengua, el ritmo de aprendizaje res mucho más rápido que si lo hacemos en nuestro propio país. es lógico, ya que estamos escuchando y comunicándonos en el idioma todo el día en lugar de hacerlo solamente unas horas a la semana en clases. Con lo cual aprender español en España es una tarea más rápida y que requiere de menos esfuerzo. En promedio los alumnos que estudian un idioma en el país nativo aprenden en un mes lo que habrían aprendido en seis meses en su país de origen. Además, las escuelas de español, están siempre situadas en ciudades donde la posibilidad de practicar y aprender español es mucho mayor, por lo que el aprendizaje es más efectivo y en un ambiente cotidiano.

2. Es más efectivo

En los cursos de español destinados a alumnos extranjeros, los profesores se proponen objetivos para mejorar el vocabulario y la comprensión del idioma y todas las lecciones son impartidas en español desde el primer día. Por eso, cuando se aprende español en España las clases resultan más efectivas. El estudiante vive en el país y puede seguir aprendiendo y practicando todo el día en su vida cotidiana, cuando va de compras, va al cine, a un restaurante…

3. Es más divertido

No es lo mismo tener contacto con el español solamente dando clases en el país de origen que pasar una estancia en España aprendiendo el idioma mientras te diviertes. De esta forma, es posible seguir aprendiendo mientras charlas con amigos, participas en actividades culturales o deportivas o simplemente haciendo nuevos amigos. Comprobarás que así es mucho más fácil realizar progresos.

4. Una experiencia diferente

Estudiar fuera de casa en el extranjero supone una experiencia muy gratificante para los estudiantes. Amplía sus posibilidades y les ayuda a pensar y a vivir de otra manera, haciéndolos más independientes. Por lo general, los estudiantes vuelven a su país de origen con más confianza en sí mismos y se sienten felices de la experiencia vivida.

5. Abrir nuestros horizontes

Estudiar en el extranjero abre nuevos horizontes y permite que los alumnos profundicen en la comprensión y conocimientos de temas internacionales, políticos y económicos. De esta forma, al regresar a su país, vuelven con un punto de vista más real de los asuntos que afectan a todo el mundo. Pero además empatizarán más con las personas del propio país, haciendo que mejore su modo de vida.

6. Más posibilidades de empleo

Aprender español en España puede mejorar considerablemente las oportunidades de empleo, sobre todo en sectores relacionados con el mundo de los negocios, asuntos internacionales, medicina, ciencia, comercio… Cada vez más empresas buscan candidatos que hayan estudiado español en España que los que lo hayan hecho en el propio país porque es más probable que los primeros tengan más conocimientos y su nivel sea más alto, y que posean más habilidades en el idioma y una mejor comprensión internacional.

7. Tus propios motivos

Son muchas las ventajas de aprender español en España a través de un programa de enseñanza. Pero además, puede que entre tus metas se encuentre el aprendizaje de un segundo idioma o que simplemente quieras vivir una nueva experiencia para conocer gente nueva y abrir tu mente. Por eso, también es una buena idea apuntar tus metas y compartirlas con el centro de enseñanza y con tu entorno para que puedan ayudarte a elegir el programa más adecuado para ti y mantener siempre tus objetivos presentes durante tu estancia en el extranjero.

En definitiva, aprender un idioma en el país donde se habla supone una gran ventaja, ya que permite una inmersión total en la lengua y su cultura. Mientras mejoras tus habilidades en el idioma y aumentan tus conocimientos, irás ampliando tus horizontes para el futuro. Podrás ver el mundo de otra manera y sentirte parte de ese grupo de personas que se sienten ciudadanos del mundo y no de un país en concreto. No haya nada mejor que pasar una estancia y estudiar en un país para obtener conocimientos no solamente en el idioma, sino también en las costumbres y la gente del lugar.

Share

Comentarios y pings estn actualmente cerrados.

Comentarios cerrados.