¿Por qué hacer una inmersión lingüistica en Salamanca?

inmersión lingüistica en Salamanca

Situada en el corazón de la antigua Castilla, Salamanca es la ciudad de donde se habla el español más puro. Todo un referente en el mundo académico gracias a su universidad, la primera de nuestro país, y a su amplia oferta cultural. Y por si esto fuera poco, se encuentra muy cerca de Madrid. Por eso, no es extraño que muchos estudiantes extranjeros elijan cada año esta ciudad. No solamente para estudiar español, sino también para sumergirse en un entorno fascinante. Más de mil estudiantes llegan cada verano a la ciudad para aprender o perfeccionar sus competencias lingüisticas en español en los múltiples centros de enseñanza capacitados para ello.

Declarada Patrimonio de la Humanidad y Ciudad Europea de la Cultura, Salamanca es una de esas ciudades que desprenden magia. No en balde, ya hace varios siglos Cervantes dijo la célebre frase que puede hoy leerse en una placa del interior del Palacio Anaya: “Salamanca que enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que la apacibilidad de su vivienda han gustado”. Pero también hoy en día todas las personas que llegan a la ciudad destacan su belleza, su encanto y la atracción que ejerce. Sin olvidar por supuesto su gastronomía y su animado ambiente nocturno. Ingredientes que hacen que estudiar español en Salamanca sea mucho más sencillo. Un complemento perfecto a las clases, ya que te permitirá compartir experiencias con españoles y practicar lo aprendido.

inmersión lingüistica en Salamanca

Además, se trata de una ciudad muy asequible que puede recorrerse con relativa facilidad a pesar de ser una capital de provincia. El centro neurálgico de la vida social es su casco histórico y es muy seguro, ya que no hay barrios conflictivos en esta zona. Conocida como la Ciudad Dorada, se caracteriza por sus fachadas de piedra de este color procedente de las canteras de Villamayor, reflejando el brillo del sol en sus calles como antaño lo hacían sus murallas. La mejor época para visitarla es en verano, ya que es entonces cuando puede disfrutarse del ambiente perfecto para conocer sin prisas los edificios de la Universidad, la Plaza Mayor, la Casa de de las Conchas y sus magníficas catedrales, o dar un agradable paseo por la orilla del Tormes.

¿Por qué estudiar español en Salamanca?

1. La ciudad universitaria más antigua de España

Salamanca cuenta con una gran tradición universitaria. No en vano, fue la primera universidad de España y una de las primeras del mundo occidental. Por ella han pasado algunas de las figuras literarias e intelectuales más célebres de la historia como Fray luis de León, Nebrija 0 Unamuno. Por este motivo, es una de las de mayor prestigio de nuestro país y sus centros de enseñanza los mejores lugares para aprender español.

2. Convertirte en un auténtico salmantino

Estudiar español en Salamanca te permitirá mezclarte con los autóctonos y disfrutar del ambiente que se respira en la Plaza Mayor, considerada una de las más bellas de todo el continente europeo. Nada mejor que sentarse en alguna de sus terrazas y relajarse viendo el ir y venir de la gente.

3. Una de las ciudades más seguras de España

Con una bajísima tasa de delincuencia, Salamanca es una de las ciudades más seguras de España. Esto significa que cualquier estudiante puede caminar tranquilo por la calle sin miedo a que le ocurra nada malo, sobre todo en el centro, ya que no hay suburbios. Pero incluso los barrios de la periferia no son peligrosos, aunque es raro que tengas que visitar alguno de ellos, pues todo lo realmente interesante se encuentra en el centro y en el entorno del mismo.

4. Salamanca posee el español más puro del mundo

Para aprender español, nada mejor que hacerlo la ciudad en la que se habla el español más puro, especialmente si no tienes muchos conocimientos en la lengua. De esta forma, podrás hablar un perfecto español con una pronunciación impecable.

5. Su amplia oferta de cultura y espectáculos

A lo largo del año se organizan en Salamanca una gran variedad de actividades de cultura y numerosos espectáculos, especialmente en verano. Con lo cual, nunca tendrás tiempo de aburrirte. Entre las más destacadas encontramos por ejemplo los espectáculos de jazz y de arte callejero.

6. Su deliciosa gastronomía

Salamanca cuenta con una rica y variada gastronomía en la que el cerdo es el ingrediente estrella de muchos de sus platos. Si decides estudiar español en al ciudad, tendrás la oportunidad de disfrutar de las especialidades gastronómicas de la región a través de una de las modalidades más tradicionales de España: las tapas. Las tapas son pequeñas porciones de comida que se sirven en muchos bares y que permiten probar muchas cosas distintas por un precio muy asequible. Eso sí, no olvides acompañarlas con un buen vino de la tierra.

7. Muy cerca de Portugal

Salamanca se encuentra muy cerca de la frontera portuguesa, por lo que además de conocer España, podrás visitar algunas de las localidades más bellas de este país. Durante los fines de semana puedes tomar el tren e ir por libre o apuntarte a alguna excursión organizada para conocer otros lugares.

8. Sus actividades de ocio

Dar un paseo por la ciudad a pie o en bicicleta ya supone un auténtico placer, pero además Salamanca ofrece una variada oferta de ocio y de deportes sin tener que salir de la ciudad. Con lo cual, siempre encontrarás algo divertido que hacer.

Share

Comentarios y pings estn actualmente cerrados.

Comentarios cerrados.