¿Por qué hablar español supone una gran ventaja?

El español o castellano, es una lengua romance que procede del latín y que se originó en el reino de Castilla durante la Edad Media. Actualmente se habla en España, en todos los países Hispanoamérica, en el Sáhara Occidental, en Guinea Ecuatorial y en algunas zonas de Filipinas. Siendo lengua oficial en la mayoría de ellos. Esto hace que el español sea el segundo idioma más hablado del mundo como lengua materna. En gran parte, gracias a la difusión del idioma por Latinoamérica. De hecho, las lenguas habladas de las diferentes tribus como el mapuche, el guaraní, el taíano, el quechua, el maya o el náhualt, fueron en gran parte eliminadas a través de los diferentes viajes de Cristóbal Colón que, en su afán por comunicarse, llevó intérpretes y comenzó la colonización. Pero también el mestizaje y la evangelización por parte de la Iglesia Católica contribuyó a ello.

Por este motivo, el español se ha convertido en uno de los idiomas más importantes en todo el mundo, especialmente en el mundo de los negocios, ya que los acuerdos de diversos país con estas regiones han propiciado que muchas personas quieran aprender español para poder llevar a cabo acuerdos comerciales. Actualmente el 5% de los trabajadores de todo el mundo utilizan el español para comunicarse con compañeros o clientes de otros países, por encima del chino (4%), francés (3%), alemán, árabe, hindi, italiano o ruso, con un 2% respectivamente. No obstante, el inglés sigue siendo, con diferencia, el idioma más hablado, con un 67% del total.

español

Ventajas de hablar español

Si bien hay algunos idiomas que nos resultan más complicados de aprender para los hispanohablantes, hay otros que por su cercanía, nos ahorran un largo camino en el proceso hasta dominarlos. Hablar español facilitar mucho el aprendizaje de la mayor parte de los idiomas, sobre todo en Europa. Aquellas personas que tienen el español como lengua materna les resulta más cómodo relacionar términos, expresiones y palabras de otras lenguas romances, como el francés, el italiano, el portugués y el italiano. Aprovechar esta ventaja a través de una experiencia intercultural puede traernos grandes beneficios a la hora de conseguir dominar un nuevo idioma en poco tiempo.

Es por la similitud que existe entre las lenguas romances por lo que hay una mayor inteligibilidad entre todas ellas. Esto significa que aquellos que hablamos lenguas romances, podemos entendernos mejor entre nosotros. Según datos de Ethologue, existe un nivel de similitud léxica del 89% entre el español y el portugués y el 82% con el italiano. Aunque no solemos empezar a aprender un idioma solamente porque nos parezca más o menos sencillo, es evidente que si sabemos español nos será mucho más cómodo y rápido de aprender. Y, en cualquier caso, hay que tener en cuenta que aprender nuevos idiomas siempre requiere de cierto esfuerzo.

Sin embargo, el hecho de que nos resulte más sencillo aprender otras lenguas romances no significa que solamente podamos aprender estas lenguas. Las motivaciones que nos lleven a hacerlo deben guiarse más por otras cuestiones, como la utilidad que podemos darle dentro de nuestra rama laboral, el gusto por un idioma en concreto o la necesidad de saberlo porque nos lo exigen en nuestro puesto de trabajo. No obstante, es evidente que los idiomas que derivan del latín son un buen comienzo para aprender un segundo idioma.

Si aprendemos un segundo o un tercer idioma, será un valor añadido para nuestra etapa profesional, sobre todo si la globalización sigue al mismo ritmo. Además, la importancia que ha ido cobrando la economía latinoamericana ha hecho que se haya convertido en un mercado muy importante para Europa y Estados Unidos, convirtiendo al español en el segundo idioma que más quieren aprender los extranjeros, solamente por detrás del inglés.

El hecho de ser nativo de español abre un amplio abanico de posibilidades para trabajar en el extranjero. El hecho de que muchas personas quieran aprender español hace que la demanda actual de profesores de español sea muy alta. Tanto es así que en algunos países como China está resultando imposible cubrir la demanda y muchos estudiantes se han quedado fuera de los cursos de español en los últimos año por no existir docentes cualificados de español que puedan impartir las clases. Eso sí, para poder ejercer la enseñanza del español, es necesario contar con el DELE, que certifica que la persona cuenta con los conocimientos y metodologías necesarias para dar clases de español. Una prueba que convoca el Instituto Cervantes y que puedes preparar a través de Salminter.

Seer profesor de español no solamente te permitirá acceder a mejores oportunidades laborales, sino también viajar, sumergirte en nuevas culturas y conocer gente. Con el añadido de que estarás ayudando a otras personas a dominar tu idioma nativo. Además, ser docente es uno de los trabajos más gratificantes que existen. Pues podrás ir viendo como tus alumnos van avanzando gracias a tus enseñanzas y consejos.

 

Share

Comentarios y pings estn actualmente cerrados.

Comentarios cerrados.