Los chinos quieren hablar español

los chinos quieren aprender español

¿Sabías que hasta hace una década el idioma extranjero más estudiado y hablado por los chinos era el ruso? Sobre todo en la época del comunismo. A partir de la década de los 90, el inglés llegó para tomar el relevo, lo que tuvo mucho que ver con la globalización, convirtiéndose en el idioma universal en el mundo de los negocios. En la actualidad, el inglés sigue siendo una lengua de estudio obligatoria, desde la primaria hasta la preparatoria, siendo una de las cuatro asignaturas básicas en la selectividad. Por su parte, la tercera y cuatra lengua, por razones evidentes, eran el coreano y el japonés, y de las occidentales, el alemán y el francés.

La cuestión es que, poco a poco, el español ha ido cobrando fuerza, pero no como un idioma útil para los negocios, sino como un idioma “cool”. El español es actualmente el tercer idioma más hablado del mundo, solamente superado por el chino y por el inglés. Por eso, los jóvenes chinos ven en su aprendizaje una oportunidad para buscar nuevas opciones de educación. Pero también los numerosos programas educativos y de intercambio cultural, fomentados por las universidades de Latinoamérica, especialmente de México.

los chinos quieren aprender español

Desde hace un par de años, la Universidad de Alcalá cuenta con un representante para Asia y pacífico en Shangái con el objetvo de atraer estudiantes chinos, coreanos, japoneses y taiwaneses. Actualmente ya hay unos 600 alumnos chinos. La mayor parte de ellos estudiando español, pero también hay algunos alumnos que están haciendo cursos de postgrado y másters en español. En China se estima que hay alrededor de 25.000 estudiantes de español y el Instituto Cervantes de Pekín cuenta ya con 4.500 estudiantes.

Por otro lado cabe destacar que el español es un idioma rico y dinámico, por lo que resulta muy útil para viajar y comunicarse en distintos países del mundo, siendo además uno de los idiomas más requeridos para acceder al mercado laboral.

Además, el español está considerado como una de las lenguas más interesantes del mundo por su gran carga cultural y no es extraño que se haya adentrado continuamente en la cultura china de los últimos años como un nuevo fenómeno de moda. Prueba de ello es que la revista en español “Hola China”, dirigida por una mexicana tiene actualmente más de 22.000 suscriptores.

Pero no solamente los jóvenes chinos han empezado a ver el potencial de esta lengua en el mundo, sino también las autoridades chinas, que son muy conscientes del potencial económico que la lengua de Cervantes está adquiriendo, por lo que la consideran como un objetivo estratégico. Tan estratégico que van a hacer que su aprendizaje sea obligatorio como segunda lengua en los colegios, al mismo nivel que el inglés.

De momento se ha puesto en marcha un programa piloto en Pekín que lleva desde el año 2015. Los estudiantes reciben clases de español dos veces por semana, igual que las que reciben de inglés. El proyecto se inicó primero en Secundaria, pero tal fue su éxito que los cursos se ampliaron. Ahora están estudiando aplicar el programa a todos los colegios del país.

Son varios los factores que explican el interés de las autoridades porque sus ciudadanos hablen español, pero el más determinante es el económico. Y es que Latinoamérica concentra el 30% de la inversión exterior china, ya que en los últimos 15 años China y América Latina se han convertido en socios estratégicos de comercio, inversión y cooperación. Lo que conlleva un gran aumento de la demanda de profesionales que dominen la leguna de Cervantes.

El año pasado, China fue la segunda potencia inversora en Latinoamérica, solamente superada por Estados Unidos. En este territorio, dos son los países de habla hispana que concentran junto con Brasil el 80% de la inversión del gigante asiático, Argentina y Perú. Especialmente en los sectores relacionados con la minería y con la energía.

Tampoco podemos olvidar el aumento de la inversión china en España, con un importe recibido de unos 4.000 millones de euros. Las adquisiciones llevadas a cabo hasta el momento proporcionan a los inversores chinos unos 2.050 millones de euros al año.

Por otro lado, también influye mucho el interés cultural y turístico fomentado  por los nuevos vuelos directos entre Pekín y Madrid, así como la atracción que ejerce el país entre una nueva clase media china que cuenta con los recursos necesarios para viajar a España y que empieza a apreciar el clima, el arte, la gastronomía y las modas españolas. Lo que ha hecho aumentar considerablemente la demanda de técnicos, intérpretes, guías, profesores, directivos y economistas que dominen el español.

Y, para enseñarla, nada mejor que los propios nativos de español. De hecho, los mejores profesores de español en zonas de Asia, Oriente Medio o Pacífico son españoles que trabajan y viven en ellas y están perfectamente capacitados para dar clases de español. Y es que no se trata solamente de saber las reglas gramaticales del idioma, sino también de aprender sobre la cultura hispana.

 

Share

Comentarios y pings estn actualmente cerrados.

Comentarios cerrados.