El Español: entre los propósitos de año nuevo de los británicos

aprender español

Según un estudio llevado a cabo recientemente por el British Council, el español es el idioma que más interés ha despertado en la población británica en diciembre de 2019. Muchos de ellos están empezando a plantearse la idea de aprender español en 2020 porque considera que se trata de un idioma con una gran importancia en todo el mundo y que puede abrirles muchas puertas a nivel profesional, especialmente después del Brexit.

Sin embargo, todavía debe avanzarse mucho, ya que solamente uno de cada cinco británicos tienen entre sus propósitos de año nuevo aprender una nueva lengua. Aunque lo cierto es que estos datos contrastan con la encuesta realizada por “Populus”, donde un 64% de los participantes afirmaron que siempre habían querido hablar un segundo idioma de manera fluida.

aprender español

La explicación a esta discreta proporción de británicos que realmente quieren ponerse a aprender un nuevo idioma tiene mucho que ver con el hecho de que el inglés sea actualmente el idioma universal, lo que hace que muchos angloparlantes no vean la necesidad de invertir tanto tiempo y esfuerzo para dominar una lengua si pueden comunicarse con facilidad en buena parte del planeta.

Lo que si resulta evidente es que aquellos habitantes de Reino Unido que quieren ampliar sus conocimientos lingüisticos en otras lenguas mayormente se decantan por el español. Un 21% afirma que le gustaría aprender español, un 10% francés, un 7% italiano, un 5% alemán y un 3% japonés.

Por otro lado, cabe destacar que de la encuesta también se han extraido otros datos muy interesantes que resultan de especial importancia para comprender la relación de este país con los idiomas. Casi la mitad de los británicos afirman sentir vergüenza por su nivel lingüistico en otros idiomas extranjeros. Además, un 60% de los encuestados creen que en el contexto actual es más importante que nunca aprender idiomas.

La cuestión es que no se le está dando a este asunto la importancia que merece si tenemos en cuenta que el Brexit supondrá un gran aislamiento de Reino Unido de cara a Europa y que deberá buscar salidas comerciales y de negocios con otros países como los de América Latina. En este sentido, el español se convertirá en el idioma clave necesario para que la economía británica prospere y el procesa sea un éxito. Y no solamente se está poniendo en consideración la importancia del español, sino también la del chino mandarín. Seguido del francés, el árabe y el alemán. Idiomas prioritarios basados en factores económicos, educacionales, culturales y geopolíticos.

El Bristish Council considera que el español tendrá una importancia fundamental para la futura prosperidad del país una vez que se haya ejecutado la salia del país de la UE. Por esta razón, ya ha avisado al gobierno de la importancia de tomar medidad para que sus habitantes vayan mejorando sus competencias lingüisticas con el objetivo de convertirse en “un socio comercial internacional principal más allá de Europa”.

En la actualidad, Reino Unido afronta un problema real de “déficit de idiomas” y, por si esto fuera poco, en los últimos años han descendido las matriculaciones en clases de idiomas en un 7,3%. Por eso, el hecho de que haya más personas que estén interesados en aprender español para el año 2020 es una buena noticia.

Debido a ello, el British Council ha pedido que se les dé mayor prioridad a los idiomas en los colegios que a las ciencias y a las matemáticas para mejorar el aprendizaje de idiomas de los británicos si realmente se quiere ser globalmente competitivos después del Brexit. El entendimiento de otras culturas e idiomas será esencial para las relaciones internacionales exitosas a todos los niveles.

Por otro lado, cabe destacar que también se ha puesto de manifiesto la continuada interconectividad con los vecinos europeos. Con lo cual, tanto dentro como más allá de Europa, Reino Unido necesitará ir más allá del inglés. Y no sólo para conservar su posición económica en el mundo, sino también para fortalecer su influencia internacional y relaciones culturales, generar confianza y mantener el país a salvo.

Actualmente, solamente un 30% de los británicos son capaces de mantener una conversación en otro idioma diferente al inglés. La cuestión es que los idiomas no tienen precio para una generación que crece en un mundo cada vez más globalizado. Si Reino Unido quiere ser realmente global después del Brexit, los idiomas debern convertirse en una prioridad nacional. Y, en esta línea, el español se erige como la mejor opción para la futura prosperidad del país. Aunque obviamente también vendría bien aprender otras lenguas como el chino, el francés, el alemán y el árabe.

En cualquier caso, los datos demuestran que en los últimos tiempos se ha producido una caída continuada del número de personas que deciden estudiar francés y alemán, al tiempo que se ha producido un ligero incremento de las matrícula spara aprender español, árabe y chino.

Share

Comentarios y pings estn actualmente cerrados.

Comentarios cerrados.