8 Consejos para hacer un curso de español en Salamanca

El verano ha llegado a su fin y es hora de ir pensando en lo que haremos durante el año. Si estás estudiando o trabajando, no tendrás mucho que pensar, pero si estás buscando formación para seguir mejorando tu curriculum, los cursos de español son una excelente opción. En el mundo hay casi 600 millones de hablantes nativos de español y cada vez son más personas las que deciden aprender esta lengua para acceder a mejores oportunidades laborales. De hecho, en Brasil ya son 30 millones de personas las que lo hablan como segunda lengua y en algunos países asiáticos la demanda de clases es tan grande que resulta casi imposible cubrir los puestos de trabajo que se necesitan como profesor de español.

La cuestión es que el español cada vez tiene más peso en el mundo y abre muchas puertas en el mundo laboral, especialmente porque los acuerdos y negocios con países hispanohablantes van en aumento. Con lo cual, si estás pensando en ampliar tu formación y te encuentras en un sector en el que los idiomas son importantes para el curriculum, no esperes más para hacer un curso de español. Eso sí, aunque puedes dar clases en tu país, lo ideal es hacerlo en ciudades como Salamanca, donde además de hablarse uno de los españoles más puros, tendrás la posibilidad de estar inmerso en el idioma las 24 horas del día. Pero además, es importante tener en cuenta algunos aspectos. A continuación te damos algunos consejos para que tu estancia en España sea mucho más productiva y puedas mejorar tus competencias en español más rápido.

curso de español

1. La oferta de academias y centros de idiomas que imparten cursos de español es muy amplia, por lo que la variedad de precios y calidades es enorme. No obstante, es recomendable que el precio no sea el único factor a tener en cuenta. Imagina que eliges un centro de idiomas muy barato, pero regresas a casa prácticamente con los mismos conocimientos que te fuiste. Busca siempre academias que cuenten con una buena trayectoria y mucha experiencia en la enseñanza de español, como Salminter, para estar seguro de que tu aprendizaje será productivo.

2. Infórmate con todo detalle sobre las condiciones de la estancia y del curso. Puede parecer muy evidente, pero no serías el primero que ha tenido una mala experiencia por no haber revisado todos los detalles desde el principio. Pide por escrito todas las condiciones del curso que estás contratando y asegúrate de que serás debidamente atendido en el caso de que te surja algún problema.

3. Si es tu primera vez en España, lo más aconsejable es optar por un curso intensivo de 3 ó 4 semanas. Piensa que todo viaje requiere de un periodo de adaptación, por lo que más de este tiempo podría ser excesivo. Pero menos podría resultar insuficiente para realizar una inmersión productiva. Puede que los primeros días te cueste algo más, pero una vez que te hayas daptado, aprovecharás mucho más tu curso de español.

4. Si decides alojarte con una familia (lo más frecuente cuando no conocemos bien el idioma), es recomendable que te pongas en contacto con ellos antes de llegar. Puedes hacer una vídeollamada por Skype para conocerlos y que la llegada sea mucho menos brusca. Además, si tienes algo que preguntarles podrás hacerlo en ese momento.

5. Muchas personas se fijan solamente en el precio del curso, pero no tienen en cuenta los gastos de las actividades que pueden realizar en Salamanca, ni el nivel de vida de España. La ciudad y los alrededores ofrecen multitud de opciones culturales, de ocio y de deporte que podrás hacer con tus compañeros del curso o con amigos que conozcas durante tu estancia y, sin duda, son la mejor forma de practicar español. El nivel de vida de la ciudad no es caro, pero todo depende de lo que quieras hacer.

6. Si eres ciudadano europeo, no olvides llevar siempre contigo el DNI. Si eres de otro país, el pasaporte. Pero también debes llevar la Tarjeta Sanitaria Europea, el ISIC, y apuntar el número de la embajada de tu país para que puedas acudir a ella en el caso de que tengas algún problema. De esta forma, siempre podrás moverte por la ciudad mucho más tranquilo.

7. Aunque depende mucho de la época del año en la que viajes, es aconsejable llevar poca ropa y dejar espacio en la maleta para las compras que realices durante el viaje y los recuerdos que quieras llevarte. En Salamanca es importante traer ropa de abrigo en cuanto llega octubre. Pero también te recomendamos llevar calzado cómodo y productos de higiene. Lo ideal es que antes de hacer el equipaje, elabores una lista con todo lo que consideres necesario. Aunque Salamanca es una ciudad grande en la que es posible encontrar de todo, puede que no haya algunas cosas que utilices con frecuencia en tu país.

8. Aunque todos lo sabemos, no está de más recordar lo importante que es llevar contigo un diccionario, ya que puede sernos de gran ayuda en muchas situaciones cotidianas. Afortunadamente no tienes por qué llevarlo impreso. Con bajarte alguna aplicación de español, no tendrás ningún problema. De esta forma, podrás acudir a tu smartphone siempre que lo necesites.

Share

Comentarios y pings estn actualmente cerrados.

Comentarios cerrados.